Cuando no tengo tu cuerpo

Cuando no tengo tu cuerpo se me enredan los cabellos en el alma,
se remoja el pensamiento, se me alborota la calma,
cuando no llenas mi tunel de luces de madrugada,
se le caen las alas a las ovejas contadas.

Cuando no inundas mi boca con la miel de tus entrañas,
ni me besa esa boca con tanta sal, tanta maña,
a veces obligatorio el espacio, y el receso,
empujan a un purgatorio a mi cuerpo que está preso.

Cuando no siento tu fuerza romperme en dos las caderas,
ni me encuentro en el dilema, que si adentro, que si afuera,
la yemita de tus dedos me hace sentir como loca,
cuando me falta tu cuerpo, cuando no tengo tu boca.

Daylin Horruitiner

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s