El último día del año

image

Volar, eso quisiera.
Volar de mi silla y aterrizar en un sitio cualquiera.
Encontrar un corazón enamorado, que me quiera,
Tropezar con tres deseos y una siesta entre palmeras.

Volar, y estrenar alas…
No tener que usar ningún brazier antibalas.
Sentar frente a un precipicio cada uno de mis sueños,
y empujarlos a que salten sin reserva ni sin miedo.

Volar y volar muy lejos.
Donde no existan ni títulos, ni se rompan los espejos.
Volar sin un pasaporte,  sin maleta, sin complejo.
Volar a un rincón escondido…y pregunto…
¿De que me quejo?

Volar, al corazón que no logro superar,
volar al nido de un pecho que me quiera acomodar.
Secar estas lagrimillas con un rayito de sol
que prometa que el nuevo año sera bueno, y superior.

Acepto la soledad, abrazo mi condición,
suplico tranquilidad, y paz en mi corazón,
el reloj sigue corriendo, sin pensarlo suma un año,
sin hacer devoluciones, el tiempo que es tan tacaño.
Daylin Horruitiner

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s