Corríamos

Corríamos descalzos rumbo al cielo después de tocar las nubes con las puntas de los dedos.
Ilusos,  vasijas rotas, goteando los desengaños,
cuarteados los calcañales de pisar un suelo extraño.

Corríamos de la mano con el corazón primero
sin condición ni reclamos corríamos mas ligero,
extranjeros extraviados en el tren de los deseos
dos cuerpos acostumbrados a perderse en el paseo.

Corríamos buscando norte a nuestro trágico sur
el amor de pasaporte, el miedo decia: “agur”.
Bebeme toda la sangre que me corre por las venas
si sirve de combustible, se que ha valido la pena.

Drena hasta la ultima gota que me salga de sudor
si tienes sed, en mi boca, la puedes calmar, amor.
Sigue corriendo el camino, yo se que vas a llegar,
y se que verás temblar al tiempo y  tu destino.

Corríamos en un sueño que sabía a libertad,
como un caballo sin dueño, que cae con la gravedad.
Corríamos hacia la luz que se filtra sobre el mar
y lo ilumina de noche para algún barco salvar.

Daylin Horruitiner

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s