Entre lágrima y lágrima

Sin nada en los lagrimales para llorar,
se secan los acueductos de sentimientos,
sin nada ya en los pulmones para gritar
y sin ganas de explicar la razón de lo que siento.

Entre una y otra lágrima, respiro,
solo quiero que comprendas sin tener que dialogar.
Se me pierde la palabra en un suspiro,
que suplica si te miro un “te quiero” sin hablar.

Y de pronto cesa de llover el llanto
y se posa un arcoiris en las nubes sobre el sol,
me doy cuenta que haber esperado tanto
va asomando recompensa por el tiempo y el dolor.

Y se amarra mi cintura a la esperanza
de verse abrazada un día por un cinturón de paz,
si la vida me ha tenido la confianza
de vivirla hasta este punto, y aún me invita a vivir más.

Daylin Horruitiner

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s