Mis razones

Me marche sin despedirme, pero tengo mis razones,

que lejos de arrepentirme me han devuelto el respirar

antes que abran la boca y saquen sus conclusiones

traten de posicionarse un segundo en mi lugar.

Lo se, no es fácil hacerlo, son muy altos mis tacones

y este peso que me toca, no es liviano de llevar

antes de juzgar tan fuerte todas estas decisiones

piensa bien en tus razones que te impulsan al hablar.

Hay gente que nunca supo alcanzarme en mi silencio

que le dio igual dar la espalda mientras moría de la pena

sin embargo ya da igual, no condeno ni sentencio

al que predica una verdad y siempre vive una ajena.

Quien se hizo el extranjero cuando una patria hacía falta,

quien quiso hablar imprudencias sin la verdad conocer

que ahora no quiera llegar, que ésta cerca está muy alta

es que ya no hay tolerancia hacia las ganas de joder.

Espero nunca incomodar con las palabras que digo

pero si llegara a hacerlo, el sueño no me lo quita…

hay gente que ha preferido dormir con el enemigo

porque ríe y se congracia y las verdades no grita.

Yo no vendo mis principios ni subasto el corazón

me desnudo cuando quiero y casi siempre en un poema

para ser yo como soy sobra justificación

el que no lo entienda así, pues es muy, muy su problema.

Daylin Horruitiner

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s