Querido Sabina

He decidido de una vez sacarme la espina
Que me atraviesa el costado como un tiro de esquina
Me empaniza el corazón con huevo y harina
E interrumpe la razón vespertina y matutina.

Voy de pasajera transitando en la cabina
De la maquina del tiempo que marcha atrás no camina.
Fracasando en los intentos de frenar ante tu vida
Y de anclar en aquel puerto de las rutinas perdidas.

Ya será que mi color carece de melanina
O quizas a mi café le hace falta cafeína
No quiero ser tu mujer, ni tu amante, ni sobrina,
Quiero ser la consonante del diario de tu vecina.

Que conste que a mi me gusta la letra fina
Aunque de cuando en vez tenga cositas cochinas
Cada vez que escucho un verso paro la piel de gallina
Especialmente si el verso lleva por autor , Sabina.

Y que culpa tengo yo pichoncita golondrina
De ser adicta al amor como enfermo a medicina
De ser enferma al dolor de la lírica asesina
De un poeta cantautor que con un lápiz fusila.

Y que pinta en su guitarra una crítica divina
Que seduce a mis oidos a través de una bocina
Que me ala, me conquista, y me sabe a golosina
Que con sílabas y rimas me traiciona y me domina.

Daylin Horruitiner
Julio, 2008

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s