…ni título merece…

Que difícil es creer que te tienden una trampa los que dicen que te quieren.
Que anhelan verte caer en un vanidoso juego donde cada uno pierde.
Que triste además es ver que te crean tan inocente, y no sepan bien quién eres.
Que esperan ese momento en que des un paso en falso a ver si el anzuelo muerdes.

Pero ¿Que motivación puede tener un ser para ser tan destructivo?
¿La inseguridad, el odio, la ira o el rencor, la envidia, el celo, el temor?
Sin considerar lo que das, tu amor y tu lealtad, tus ángulos positivos,
sin pensar más allá de si, piensan cargar sobre ti la razón de su dolor.

El propósito es incierto de querer romper lo intacto para colgarte la culpa.
El drama que los domina les pesa cuando caminan y por eso no progresan,
Y esas ganas indomables de querer verte hecho polvo para luego hacerte pulpa
son las que atan sus pies a lo profundo del mar donde ahogan a sus presas.

Daylin Horruitiner

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s