Aquí

Mueren en la orilla después de viajar el mundo,
tan fácil se desbaratan donde ya no es profundo,
y un manto verde despierta y se levanta a mis espaldas
y me cubre todo un bosque, que se me sienta en la falda.

Vuelan por los cielos migrando de puerto en puerto,
recopilando un murmuro de mártires ya muertos,
un verso de un tal Neruda y una frase de Marti
me acompañarán sin duda hasta que regrese allí.

Y en la misma orilla de ayer con la sal entre los pies,
te esperare paciente… quizás me vaya después.
Con la esperanza de siempre, con un nudo en la garganta
con un latir en el vientre que no cesa y que no canta.

Daylin Horruitiner

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s