No es en vano que me siento a recordar

No es en vano que me siento a recordarte
y a pensar en las tormentas que causamos,
ya he tenido el valor de perdonarte
he entendido que con el tiempo, olvidamos.

Quizás fuiste tu un castigo merecido
que debí pagar por cosas del pasado,
si no es karma, seria algo parecido,
y a final borrón y cuenta que he saldado.

Esos ojos en los que cabía el mundo,
los mas grandes, los mas fuertes, los mas claros
los que llueven y ahogan en lo profundo
lo mas santo, lo mas puro, y lo mas raro.

Esa boca de la cual me alimentaba
a sonrisas y besos me sostenía,
mientras tanto la mentira me mataba
tu la recitabas y yo la creía.

Ese viejo olor a Violetas Francesas,
aun se enreda en cada hebra de mi pelo,
si cierro los ojos, ya tu no me besas
si los abro no es por ti que me desvelo.

Ya comprendo que el silencio es peligroso
aunque por momentos imite a la calma,
era ahi, en ese abismo silencioso
donde a gritos pedias liberar tu alma.

Daylin H.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s