Tan cerca

Tan cerca que lo puedo oler

lo puedo tocar, lo puedo sentir

tan real es, que puede ser,

lo retrato en mi…lo puedo vivir.

 

Y un pasado seductor, con su voz de locutor

quiere obligarme a dudar.

Porque mal acostumbrado al amor y al desamor,

no se ha atrevido a soñar.

 

Pero esta vez es real,

me asomo por la ventana y sé que viene volando,

no es ni común ni casual,

algo me dice que siga, que continúe esperando.

 

Se me aparecen los versos

de donde quiera que estén,

con caricias y con besos

diseñan un mise-en-scène.

 

Aun conservaba un sueño que despertaba pasiones,

debajo de un arcoíris que entre lágrimas nació,

el Dios que inspiró a Vivaldi y a sus Cuatro Estaciones

de morir en el desierto otra vez me rescató.

 

Saqué las alitas rotas que de papel recortaba

del agujero en el alma donde ni las recordaba

las estire poco a poco sin saber si funcionaban

pero con viva esperanza de que aun así volaban…

 

Y ahora estoy tan cerca que lo puedo oler

lo puedo tocar, lo puedo sentir

tan real es, que puede ser,

lo retrato en mi…lo puedo vivir.

Daylin Horruitiner

4 pensamientos en “Tan cerca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s