Destinos Caprichosos

El destino, un trapecista atrevido

un cuento mal “escribido.”

Por cuestión de poesía, maltrato a la ortografía

y el instante mas errores me porfía.  

 

Un destino que le encanta sorprender

con los sustos que se esconden tras las puertas,

un orgullo que no le gusta perder

y se tiende sobre una esperanza muerta.  

 

Se abre de tapa a tapa el libro de mi ventana

y del diario de la vida no se entiende una palabra

y serían tan distintos y aún hasta dichosos

los destinos y mi instinto al no ser tan caprichosos.  

 

Daylin Horruitiner

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s