Hablemos del diablo

Hablemos del diablo

 
Hablemos del diablo,
 
Sin tapujos ni rodeos, sin prejuicios, sin inventos
no hablemos del personaje de dos tarros, de los cuentos
no hablemos del lobo feroz con una flecha en la cola
que viste de rojo sangre, que asesina, miente, y viola.
 
Hablemos mejor del diablo que se disfraza de gente
del que se hace tu amigo para meterse en tu mente,
quien se conoce la biblia y la cuelga en su corbata
para ahorcarte con la lengua, porque con palabras mata.
 
El que anda entre nosotros con su peluca de oveja
sonriendo, impresionando, con cada huella que deja.
El que habla de un camino mientras anda por el otro
el que ciega los destinos de los corazones rotos.
 
El que ataca al debilucho de espíritu moribundo
porque sabe que hay un Cristo que ya ha vencido al mundo,
el que arrecia los ataques porque se siente perdido
y trata de dividir lo que el mismo Dios ha unido.
 
El que entretiene con versos y con interpretaciones
espectáculos baratos, santas falsificaciones,
el que te tiende la mano y te lanza al precipicio
que te cobra los favores y te condena en un juicio.
 
Ya no busques más al diablo en lo oscuro de la noche
te lo presento con traje, con sombrero y con un broche,
para encontrar al demonio no hace falta irse tan lejos
a veces solo basta con que mires al espejo.
 
Daylin H.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s